Conferencia Discover Football

Conferencia Discover Football, celebrada en Berlín 2013. ARM

Conferencia Discover Football, celebrada en Berlín 2013. ARM

En el camino de este proyecto hemos tenido la oportunidad de entrar en contacto con otras mujeres vinculadas al fútbol femenino y a la defensa del papel que la mujer desempeña en su desarrollo y su promoción. Queda apenas una semana para que se cumpla un año de la Conferencia Discover Football, celebrada en Berlín a cargo de la asociación alemana Discover Football, y a la que tuvimos oportunidad de asistir (por los pelos, todo hay que decirlo, la que suscribe vivía por aquel entonces en la capital alemana y me enteré, a través de la amiga de una amiga, el mismo día que cerraban el plazo de inscripción). El próximo 10 de diciembre, además, la organización celebrará su 5º aniversario. Un lustro en el que su trabajo es su mejor carta de presentación. Echad un ojo a su web. De verdad merece la pena.

Alguien podrá argumentar, pero eso es Alemania, ahí las cosas son diferentes. Bueno, sí, lo son, pero si de algo nos convencimos durante esos cinco días es que en cuestiones de mujer y fútbol son más las cosas que nos unen que las que nos separan.

Aquel 10 de diciembre conocimos a 24 mujeres provenientes de países a priori, muy diferentes entre si: Rusia, Palestina, Ucrania, Holanda, Hungría, Georgia, Tadyiquistán, Alemania, Afganistán, Irán, Macedonia, Azerbaiyán, Turquía o Kirguistán. Algunas de ellas son exfutbolistas que hoy se dedican a seguir trabajando por el fútbol femenino; otras están involucradas en la defensa de los derechos humanos y la igualdad en el deporte. Había periodistas deportivas y abogadas. Algunas de ellas trabajan en las federaciones de fútbol de sus países y otras, en el movimiento asociativo.

Fueron cuatro días de trabajo intenso. Divididas en equipos, se trabajó en torno a dos objetivos: encontrar fórmulas para el desarrollo de las estructuras del fútbol femenino y articular protocolos contra la discriminación de la que son objeto las jugadoras por cuestiones de género, raza, nacionalidad u orientación sexual.

Se pusieron en común los problemas que afronta diariamente el fútbol femenino, se contaron experiencias personales y se aportaron posibles soluciones a problemas que nos resultarán familiares: la falta de apoyo económico y de reconocimiento, la necesidad de una mayor formación para el entrenamiento de niñas y jóvenes, la poca repercusión en los medios y la responsabilidad de que haya periodistas especializados, y bien informados, en fútbol femenino; la discriminación y la estereotipación de la que son objeto las jugadoras, entrenadoras o cualquier mujer que aspire a ocupar un lugar en el reino del balón. Nos suena, ¿cierto? Eso fue lo sorprendente, que todas hablábamos de lo mismo.Por supuesto, no afirmamos que la realidad a la que se enfrenta una mujer española sea la misma que la que encara una mujer afgana, sino que, con mayor o menor intensidad en función de las características sociales, culturales y políticas, las mujeres que quieren jugar al fútbol tienen los mismos retos por superar.

La metodología de trabajo se basó en el diálogo y el intercambio de ideas, la construcción de argumentos ante la lógica masculina que impone el fútbol actual. Fue ahí la primera vez que DETACÓNLAB se presentaba como colectivo. Fue la primera vez que hablamos de #YoFutbolista y nos dimos cuenta que nuestra percepción sobre la falta de información era real y se reproducía en otros contextos. La necesidad de contar historias sobre mujer y fútbol es común.

Las jornadas de trabajo se intercambiaron con actividades dirigidas a empatizar y crear vínculos, complicidades y espacios en los que compartir vivencias, sueños y risas. Hasta la ausencia de un idioma común fue algo que pasó inadvertido, no sólo por la inestimable ayuda de las intérpretes, que daban significado a las intervenciones, del ruso al inglés, y al turco o al alemán, y viceversa, sino por la firme voluntad que todas teníamos de entendernos. También fue posible gracias al programa planteado por la organización que combinaba el trabajo con momentos de ocio, incluido un torneo de fútbol sala (que la presente rehusó jugar por una incompatibilidad innata entre mis pies y el balón).

El gran reto era reflejar todo ese trabajo en una posición común. La organización había establecido como objetivo de la conferencia conseguir una declaración conjunta que poder elevar a organismos oficiales y a distintos niveles de representación (tanto futbolísticos como de gobiernos nacionales). Fue una jornada de discusión sobre qué se debía incluir y cómo se debía expresar para que recogiera el sentir común de todas las participantes.

Hoy, que ya sois bastantes los que estáis pendientes de lo que decimos, queremos haceros partícipes de dicha declaración. Leedla y si estáis de acuerdo con ella compartidla. Por nuestra parte, invitamos a la Real Federación Española de Fútbol a recibirla, en persona, en un acto de compromiso verdadero por el desarrollo en condiciones de igualdad del fútbol femenino.

Aprovechamos así mismo para instar a los responsables de dicha institución a que dejen a un lado argumentos estériles y del todo extradeportivos para hacer efectiva la incorporación de mujeres a los órganos de toma de decisiones y a la firma de un protocolo contra los abusos sexuales. ¿De verdad nos les parece un asunto lo suficientemente importante como para asumir unos criterios acordes al sentir internacional?

Declaración firmada en la Conferencia Discover Football sobre el fútbol femenino en Asia Central y Europa.

DETACÓNLAB

Anuncios