Androulla Vassiliou: “El monolingüismo es un lujo que no nos podemos permitir más”

Androulla Vassiliou, comisaria de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud.

Androulla Vassiliou, comisaria de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud.

La Unión Europea tiene el objetivo de que cada ciudadano sea capaz de hablar y entender al menos dos idiomas además de su lengua materna. Para su consecución, la comisaria europea de Educación, Cultura, Multilingüismo y Juventud, Androulla Vassiliou, apuesta, entre otras cosas, por una continuidad entre el aprendizaje que se hace en la escuela y el que se lleva a cabo fuera de ella. También pide que las lenguas abran las puertas del camino hacia una mayor cohesión e inclusión social.

Entre los objetivos de la política de multilingüismo de la Comisión Europea está el de fomentar el aprendizaje de idiomas. ¿Cómo apoya y piensa apoyar la Comisión Europea a las autoridades españolas para fomentar el aprendizaje de idiomas entre los españoles? ¿Qué acciones va a emprender o ya ha emprendido la Comisión Europea para fomentar entre los europeos el aprendizaje de una segunda o tercera lengua extranjera?

La promoción del aprendizaje de idiomas accesible para todos y de nuestra diversidad lingüística es el objetivo principal de la política de multilingüismo de la Comisión Europea.  Esta apoya activamente las medidas tomadas a nivel nacional para alcanzar estos objetivos, en particular, a través de sus programas de educación y cultura.

Todos nuestros actuales programas de educación y formación incluyen un componente de idiomas. Los intercambios en los que participan estudiantes y profesores siempre implican una preparación lingüística pero a su vez contribuyen a mejorar el lenguaje y las competencias interculturales de todas las personas involucradas.

Más concretamente, la UE también financia proyectos que apoyan el aprendizaje de idiomas y metodologías de enseñanza: materiales y cursos, herramientas para las pruebas de conocimientos de idiomas y el acceso a los recursos del lenguaje tradicional y de aprendizaje en línea. También animamos a la creación de redes para la promoción de políticas lingüísticas y la difusión de los resultados que se obtienen de proyectos y de la puesta en marcha de buenas prácticas. Cada año, invertimos cerca de 50 millones de euros en la promoción del multilingüismo.

A finales de este mes, la Comisión Europea va a proponer un nuevo programa para la educación, formación y juventud, denominado ‘Erasmus para todos’. Cubrirá el periodo 2014-2020 y, en gran medida, está diseñado para dar un mayor número de oportunidades de financiación a aquellos que quieran  estudiar y entrenar en el extranjero, una experiencia que es excelente para mejorar las competencias lingüísticas. Estamos proponiendo un aumento significativo en el presupuesto para este nuevo programa, lo que refleja que tanto la educación como la formación son un asunto de la mayor prioridad para  la Comisión, y la Unión Europea en su conjunto. Consideramos que es el medio para dotar a los profesionales de las habilidades que necesitan para impulsar de manera sostenible la recuperación económica.

Además, en junio de 2012, la Comisión presentará los resultados de la primera encuesta europea sobre competencia lingüística. Los datos extraídos de las pruebas y los cuestionarios serán de gran utilidad para identificar métodos más eficaces para la enseñanza de idiomas. España es uno de los 14 países que participaron en este estudio piloto y el Instituto Cervantes es uno de los socios del consorcio SurveyLang que está analizando los resultados.

También le adelanto que en la segunda mitad de 2012, la Comisión presentará la estrategia Repensando las Habilidades, en la que se desarrollarán ideas sobre cómo debemos fomentar las habilidades básicas y competencias transversales. Huelga decir que el aprendizaje de lenguas extranjeras será uno de los temas que se abordarán. En una Europa integrada y de la economía globalizada, el monolingüismo es un lujo que no nos podemos permitir más.

La Comisión apoya la cooperación entre los países para fomentar el intercambio de ideas y buenas prácticas. Por ejemplo, publicamos un manual de política titulado ‘El aprendizaje de idiomas en la escuela pre-primaria: lo que es eficiente y sostenible. Recientemente, también hemos publicado informes sobre la importancia de las competencias lingüísticas en los negocios y el papel del multilingüismo en el fomento de la cohesión e inclusión social.

El aprendizaje de idiomas se impone como un paso ineludible para optar a mejores oportunidades profesionales, ¿cuántos idiomas debe hablar un profesional hoy en día?

Las competencias lingüísticas son cada vez más importantes en la búsqueda de empleo o para el progreso en carrera profesional. El pasado mes de julio, la Comisión publicó un informe realizado por expertos nacionales titulado ‘Idiomas de Trabajo: Proporcionar las habilidades de comunicación multilingüe para el mercado de trabajo’. Esto demostró que el inglés se considera casi como una competencia básica, pero es el conocimiento de otras lenguas lo que realmente hace que un currículum vitae destaque sobre el resto.

En mi opinión, todo el mundo debería aprender al menos dos lenguas extranjeras además de la lengua materna, que es lo que denominamos el ‘objetivo de Barcelona’. Este objetivo fue establecido por los líderes de la UE en la cumbre que tuvo lugar en 2002 en dicha ciudad, donde se pidieron nuevas medidas “para mejorar el dominio de competencias básicas, en particular mediante la enseñanza de al menos dos lenguas extranjeras desde una edad muy temprana”. Pero, por supuesto, no hay una solución que le valga a todo el mundo: algunos se beneficiarán de los conocimientos de varios idiomas, tal vez a un nivel más superficial, mientras que otros necesiten un conocimiento más profundo de un menor número de idiomas.

Las grandes empresas son cada vez más conscientes de la importancia de las habilidades lingüísticas, pero nuestros estudios sugieren que muchas pymes están perdiendo oportunidades comerciales debido a la falta de un mayor conocimiento de idiomas o a la ausencia de una estrategia de idiomas apropiada. Para ayudar a las empresas en la elaboración de dicha estrategia, la Comisión ha publicado recientemente ‘La guía de idiomas para las empresas europeas: una comunicación satisfactoria en el comercio internacional’.

Para muchos europeos, el aprendizaje de idiomas se realiza fundamentalmente en la escuela (primaria y secundaria). ¿Cuál es la manera de implementar ese aprendizaje en otros aspectos de la vida?

El aprendizaje de idiomas es parte de nuestra vida, de hecho, el aprendizaje de idiomas comienza en el momento en que se nace. Las escuelas desempeñan un papel esencial en la sistematización de lo que podemos aprender de una manera intuitiva, nos da la estructura gramatical, la riqueza del diccionario, y los recursos de la literatura. Esto es aplicable a la lengua materna, pero también para otros idiomas que aprendemos a lo largo de nuestra vida.

Durante demasiado tiempo el aprendizaje de lenguas extranjeras se considera como un ejercicio académico, siguiendo los métodos utilizados durante siglos para la enseñanza de latín y griego antiguo. Hoy en día, los materiales ponen mayor énfasis en aspectos de la vida real y hay más continuidad entre el aprendizaje que se hace en la escuela y el que se lleva a cabo fuera de ella. En mi opinión, no puede haber una verdadera motivación para aprender idiomas sin tener conciencia del hecho de que son esenciales para una comunicación apropiada con la gente, para leer en otro idioma, para ver películas extranjeras y comprender canciones de diferentes países y culturas.

La industria del cine y la televisión puede desempeñar un papel importante en esto aspecto. Siguiendo con los estudios, le comento que la Comisión ha publicado recientemente un estudio sobre el potencial de la subtitulación para fomentar el aprendizaje de idiomas y mejorar el dominio de lenguas extranjeras. Sé que en España la gente tiende a preferir las películas dobladas, pero el desarrollo de las tecnologías de la comunicación hace que sea mucho más fácil ver películas subtituladas, ya sea en el cine o en casa.

Como sabe, en España tenemos el castellano y varias lenguas en distintas regiones. Los gobiernos regionales, que son quienes detentan las competencias educativas, no siguen un modelo lingüístico uniforme ¿Cuál cree que es el modelo lingüístico idóneo para el sistema educativo en nuestro país?

La situación lingüística y los sistemas educativos de los países de la Unión Europea son a menudo muy diferentes, así que sería muy difícil -e impensable políticamente- imponer un modelo único. Pero la forma en que se desarrollan nuestras sociedades y economías exige claramente una buena mezcla de competitividad lingüística. Las escuelas deben preparar a los jóvenes para un entorno cada vez más multilingüe, donde el contacto con personas que hablan idiomas diferentes -ya sea en su vecindario o en el otro extremo del mundo- será cada vez más frecuente. Sólo tenemos que presenciar el alcance global de las redes sociales para ver que esto se está convirtiendo en una realidad.

La enseñanza de un idioma principal es, por supuesto, fundamental para la socialización, así como para el aprendizaje de todas las otras materias en la escuela. La necesidad de ayudar a aprender a los alumnos extranjeros es una preocupación central para las autoridades educativas. Al mismo tiempo hay que ayudar a aquellos que hablen un idioma diferente en casa a desarrollar este conocimiento, ya que es parte importante de su identidad y esencial para la autoestima y para la construcción de todas las competencias en el lenguaje.

El inglés se está convirtiendo en la lengua franca en todo el mundo, pero es un error pensar que un buen dominio del inglés es suficiente, ya que conocer otras lenguas extranjeras tiene un importante valor añadido. Por ejemplo, aquellos que vivan en zonas fronterizas deben aprender la lengua del país vecino.

A menudo me preguntan cuál es el modelo que debe ser adoptado en España o en las comunidades autónomas. Por supuesto, esta es una decisión para el pueblo español y las autoridades españolas. Lo importante es que las lenguas no se utilicen como una barrera que conduzca a la exclusión, sino como puertas que abran el camino a una mayor cohesión e inclusión social.

Según el último Eurobarómetro ‘Los europeos y sus lenguas’, la falta de tiempo (34%), falta de motivación (30%) y el costo de los cursos de idiomas (22%) son las principales razones que la gente deje de aprender otras lenguas. ¿Qué puede hacer alguien que tiene poco tiempo y el dinero no hacer para aprender un idioma?

Aprender idiomas no es un lujo en el mundo actual. Vivimos en un ambiente rico en lenguaje y abundan las oportunidades para aprender. Por supuesto, la exposición directa a las lenguas extranjeras facilita el aprendizaje, pero las nuevas tecnologías han supuesto que la gente pueda entrar en contacto fácilmente, incluso, con lenguas que de otra forma serían menos accesibles. Internet ofrece una gran cantidad de sitios y portales donde se pueden desarrollar destrezas del lenguaje al conversar en línea con personas de otros países. Las escuelas de idiomas ofrecen cursos a precios razonables, las bibliotecas ponen a disposición del alumno libros y otros materiales audiovisuales, así como la oportunidad de conocer a hablantes de estas lenguas interesados en la conversación.

El español es uno de los cinco idiomas más hablados en Europa, pero más de la mitad de los españoles no conoce un idioma distinto al de su lengua materna. ¿Por qué los suecos hablan mejor el inglés que los españoles?

Según el último Eurobarómetro sobre ‘Los europeos y sus lenguas’ (2006), sólo el 17% de los encuestados en España declaró que podría mantener una conversación en dos o más idiomas además de su lengua materna, en comparación con una media europea del 28%. Como ya he dicho, nuestro objetivo es que cada ciudadano sea capaz de hablar y entender al menos dos idiomas además de su lengua materna.

El inglés es mucho más fácil de aprender para los suecos por una serie de razones. Por un lado, los dos idiomas pertenecen a la misma familia germánica. Además, es muy común que los suecos vean programas de televisión en inglés con subtítulos en sueco. Y sus escuelas y universidades poseen una larga tradición en la enseñanza de este idioma.

Este año, usted presentó a España –resultado de un informe sobre becas y movilidad-, como el país exportador y receptor de estudiantes en el curso 2009-2010. ¿No se contrapone con que seamos uno de los países que menos lenguas distintas domina?

Tiene razón. España es el principal destino de estudiantes extranjeros que quieren pasar un tiempo fuera de su país de origen (fue sede para 35.389 estudiantes del programa Erasmus en el curso 2009/10) – y también es el número uno en términos del total de estudiantes que envía al exterior (31.158 en 2009/10). Los universitarios en general confían en su capacidad para hacer frente a la diversidad lingüística, aunque no todos poseen el nivel deseado realizar su estancia en el extranjero. No creo que sea una contradicción el hecho de que España sea uno de los principales países Erasmus y que al mismo tiempo obtenga resultados en la media en cuanto a su aprendizaje de idiomas. Porque esta es la realidad de muchos de los grandes países. Pero también subrayo que el aprendizaje de una lengua extranjera no es una prioridad para los estudiantes universitarios, y debería serlo para todos.

¿Cree que las ayudas, becas y otros programas para fomentar el aprendizaje de idiomas en España por parte de los gobiernos regionales y central son suficientes o al menos están al nivel de otros países europeos?

No tengo información detallada sobre la inversión nacional en la promoción del aprendizaje de idiomas, pero sin duda animo a las autoridades nacionales, regionales y locales a aumentar sus esfuerzos para promover el aprendizaje de idiomas. Es dinero bien gastado, ya que es una inversión en el futuro de nuestros jóvenes, en particular, y en el futuro de Europa.

Aprendemas.com

Anuncios